domingo, 17 de noviembre de 2013

Ubuntu, Debian, ChromeOS

¡Menudo año! Empezamos con un cambio laboral tan grande que me saca totalmente fuera del mundo informático. Durante meses me olvido de mis ordenadores y me limito a usar una máquina con Windows XP en el trabajo: cura de desintoxicación total. Pero Linux es como el tabaco: cuesta mucho dejarlo... Sustituyo Ubuntu e instalo Debian en mi portátil principal. Debian está muy bien y me olvido totalmente de Ubuntu. Hace 1 mes compré un Chromebook: una pasada, aunque con limitaciones. Podría prácticamente convertirse en mi portátil principal, pero el no disponer de acceso SMB/NFS/WebDAV deja los Chromebooks muy limitados (ya hablaré largo y tendido de mi Chromebook).

Hace 1 hora me ha cascado Debian (vaya con el sistema operativo estable). He llegado a un punto en el que lo que busco es "no calentarme la cabeza" y ser productivo. Así que he decidido darle una nueva oportunidad a Ubuntu. Veremos...

Espero poder retomar mis "obligaciones bloggeras" de nuevo. Ya os iré contando como me va el Chromebook.


No hay comentarios:

Publicar un comentario